El yoga <3 nueva etapa

No soy una persona flexible, tampoco tengo buena condición física y soy bastante perezosa… Algo que me propuse a cambiar a partir de Marzo del presente año. En años anteriores había logrado tener mi primer roce con el yoga, creyendo ese pensamiento erróneo de la gente que era fácil algo que rápidamente me di cuenta no era así.

El año pasado como parte de mi plan de mejora intente volver al yoga, en todo lado dicen que es una excelente cura para problemas de ansiedad y quería intentarlo de nuevo, lo acepto me gustaba la sensación y parte de mis metas era ser más flexible. El problema con este plan fue no tener ningún lugar cerca de mi casa para poder practicarlo, una muchacha se ofreció a darme clases pero resultó ser tan inflexible con el horario que no me quedo de otra que dejarlo de lado.

Como parte de mis metas del 2018 era iniciar a cuidar más mis comidas, hacer más ejercicios y seguir matando mis fantasmas, he querido de nuevo retomar técnicas que ayudan con el estrés pero el tiempo se me queda corto. De este mes sin dudar alguna voy a volver a implementar estas técnicas, poco a poco lo compartiré por aca.

Pero bueno volviendo al yoga, por esas cosas de la vida y el destino encontré un lugar cerca de mi casa a un precio cómodo y pues de una vez ingrese. Llevo 2 semanas en las clases, las disfruto tanto aunque me cueste mucho hacer las posturas, mucha gente cree que al ser uno delgado tiene buena salud, etc y es un gran error… Pero con trabajo y consistencia voy a ir mejorando, mi idea es orgullosamente en un año ver como ahora logro hacer aunque sea un poco mejor la practica ❤

Es un ejercicio muy completo me anima a querer mejorar, se que en estos momentos he dejado que los pensamientos negativos inunden mi cabeza, las quejas, las inconformidades, la ira y el enojo (son historias muy largas y cortas a la vez…) por eso veo vital incorporar el yoga a mi vida para conseguir una estabilidad mejor. Por dicha en mi hogar tengo un apoyo incondicional de mi amado esposo, sin el no sabría que hacer o dejaría que mi mente divagara.

Es muy curioso cuando salgo de las clases de yoga me siento tan feliz, duermo como un bebé aunque minutos antes estuviera muriendo del dolor intentando llegar a una posición. Lo único es que me cuesta mucho aprenderme los nombres de las posturas pero creo que con el tiempo me voy a ir acostumbrado a ello. Es hermoso, me encanta definitivamente y se lo recomiendo a cualquier que desee buscar un equilibrio para su bienestar emocional y físico.

joshebetho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s